+34 936 637 482 info@iarapsicologia.com

El confinamiento para los adolescentes

A más de dos meses confinados todos vamos tratando de adaptarnos, como podemos, a nuestra nueva realidad y, con toda seguridad, también iremos afrontando los desafíos que se nos presentaran en el proceso de desescalada que apenas ahora comienza.

Así como nosotros, nuestros hijas y hijos adolescentes están tratando de adaptarse, y puesto que esto supone madurez y autorregulación, puede resultarles más difícil, considerando que esta etapa evolutiva se caracteriza por la impaciencia, la búsqueda de gratificación, la necesidad de diferenciarse de sus padres y la tendencia a situar sus referentes más importantes en sus iguales.

Alertas a cambios en los adolescentes

Es muy importante estar alerta a ciertos comportamientos que representan signos de alarma, y como padres debemos poder atender:

Cambios en sus hábitos de sueño.

Es fundamental promover rutinas de sueño adecuadas, en las que a pesar de haber cambiado todas o casi todas sus rutinas, es importante irse a dormir y despertarse aproximadamente a la misma hora cada día durante la semana, con mas flexibilidad los fines de semana.

Cambios en los patrones de alimentación.

Frente al estrés y el aburrimiento con frecuencia se incrementa la ingesta de alimentos. Es importante tener disponibles alimentos saludables, evitar comprar aquellos de elevado contenido calórico.

Pide su opinión y ayuda para elegir qué comer y preparar, y garantiza hacer las comidas juntos alrededor de la mesa, aprovechando este como un espacio de comunicación en el que puedan conectar, y saber en que andan unos y otros y monitorear su equilibrio emocional.

Cambios de humor.

Se muestra Irritable, reactivo y/o se queja de las restricciones: Si tu hij@ lo ves indiferente, sensible, reactivo e incluso hostil, promueve espacios para comunicarse, sintoniza con él, escúchalo, reconoce y valida su emoción mirándole a los ojos, pregúntale que necesita para sentirse mejor. Tu presencia, disponibilidad y sintonía con lo que él o ella siente, piensa y necesita es la clave para que pueda transitar su malestar.

Psicólogas expertas en Adolescentes

Uso de pantallas y dispositivos móviles

Utilizar las pantallas como una forma de gestionar el aburrimiento o el estrés es muy frecuente, y especialmente en los adolescentes y se pasan muchas horas frente a la televisión y otros dispositivos.

Estar un rato viendo tele no es un problema, pero estar muchas horas frente a la pantalla, día tras día, conlleva a un bucle interminable de evitación de lo que realmente esta ocurriendo a su alrededor, y esto deja de ser un entretenimiento para convertirse en un hábito, por demás negativo y generador de desánimo, pasividad tristeza y/o ansiedad.

Lo mejor, ante esto, es crear espacios familiares de recreación: juegos de mesa de estrategia, puzles de muchas piezas, películas en conjunto, dibujar, salir a caminar, bailar, hacer deporte juntos, leer un libro y comentarlo

Es recomendable que este sea tema de conversación en familia, haciéndose todos muy conscientes del tiempo que pasan frente a pantallas, de lo negativo que puede resultar y del tiempo maravilloso que dejan de invertir en actividades que resultan más beneficiosas. Identifiquen juntos esas actividades y comprométanse a realizarlas.

Aunque les resulte difícil creerlo, la experiencia nos dice que la implicación de todos, en un clima familiar positivo, en actividades de limpieza y organización del hogar, pueden ser oportunidades maravillosas para desarrollar sentimientos de pertenencia y compromiso con la familia.

Una cartelera ubicada en un espacio común donde podáis llevar un calendario semanal de lo que harán, les permite a todos, estructurar mejor sus días, saber qué le corresponde a cada uno y saber así qué esperar y planear.

¿Qué debe mantener en mente todo padre o madre en el confinamiento?

Empatía

Estar confinado es especialmente difícil para mi hijo o hija adolescente.

Esto te permitirá ser más tolerante, empático y compresivo con él o ella y podrás hacer justo lo que necesita de ti: comprenderlo, consolarlo y alentarlo, ayudándole a identificar opciones y recordándole siempre que éste es un monto difícil pero que pasará.  Ayúdale a autorregularse, practicando con en relajación (respiración profunda y visualizaciones guiadas).

Salud emocional

Lo prioritario es la salud emocional de todos, y para esto es necesario garantizar espacios para, en familia, expresar sus emociones, compartir aquello que extrañan, sus temores e inquietudes.

Conecten, comuniquen unos a otros su afecto, aprovechen para salir a dar paseos en los horarios permitidos, jueguen y busquen razones para reír juntos.

Sé el ejemplo a seguir

Tu ejemplo es el modelo de mayor impacto para tu hij@. Por ello, trabaja sobre ti mismo para lograr la gestión emocional saludable en estos tiempos difíciles. Cada día garantiza hacer: algo divertido, algo productivo y mantente activo.

 

El equipo de profesionales de iAra Unitat de Psicologia, especializado en Psicolgía para Adolescnetes, está a su disposición para acompañarlos en este reto.